Las Siete Cabezas del Dragón
  Aquí hay sabiduría.
El que tiene entendimiento, cuente el número
de la bestia, pues es número de hombre;
Y su número es seiscientos sesenta y seis.
Apocalipsis 13:18
 

Home

The Dragon's Seven Heads

Links

Contact

 
 

¿Quién es el hombre cuyo número es 666?

""Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia: pues es número de hombre; Y su número es seiscientos sesenta y seis."
Apocalipsis 13: 18



Las Siete Cabezas del Dragón

En Apocalipsis 12, el dragón es representado teniendo siete cabezas y diez cuernos. También el dragón es identificado como Satanás y como Roma.

Apocalipsis 12* 1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. 2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

Las doce estrellas son interpretadas en Genesis 37, donde el sueño de José emplea exáctamente los mismos elementos del Sol, la Luna y las Doce Estrellas;

Genesis 37
9 Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.
10 Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?

Las doce estrellas que estaban presente sobre la mujer cuando estaba con dolores de alumbramiento representan las doce tribus de Israel. Este era el patrimonio de la mujer en los días de su niño.

Apocalipsis 12
3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4a y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.

Una tercera parte de los ángeles del cielo fueron engañados por Satanás. Estos también fueron arrojados con el dragón a la tierra, depués de la Cruz de Cristo.

4b Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

Mateo identifica este mismo evento:

Mateo 2
1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel.
7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;
8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.
11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.
12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.
13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.
14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto,
15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.
16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.

De esta manera la Biblia identifica al dragón como Satanás y como Roma.

Hay varios paralelos que pueden ser visto entre la representación del dragón y la bestia que sale de la mar. Estos paralelos también sirven para ayudar a identificar las cabezas y los cuernos del dragón.

En todos los comentarios que he visto escrito con respecto a las siete cabezas, he encontrado un error común entre ellos; ellos no hacen diferencia entre los pasajes de la profecía con respecto al dragón y los pasajes de la profecía con respecto a la bestia que sale de la mar, y al entremezclar estos elementos de la profecía, ellos siempre producen error.

Tengan cuidado con la "sabiduría" de los hombres, los cuales inventan sus propias reglas de interpretación, y dicen que todas las cabezas y los cuernos de la bestia que sale de la mar y del dragón en Apocalipsis 12, 13, y 17 son las mismas. La Biblia nos dá su propia dirección a su estudio, y es lo suficiéntemente sencillo como para que un niño lo entienda;

2 Timoteo 3:15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Las 7 cabezas y los 10 cuernos del dragón no son las mismas 7 cabezas y 10 cuernos que están en la bestia que sale de la mar.

El reino de Alejandro fue dividido entre su cuatro generales; Casandro, Lisímico, Ptolomeo y Seleuco. Estas cuatro cabezas de la bestia Griega son también Griegas. Por lo tanto establece un principio de interpretación bien claro de que las cabezas de una bestia son de la misma naturaleza que la bestia donde ellas están. De esta forma, las siete cabezas de la "Bestia Papal" (la bestia que sale de la mar) son también "Papales."

Si identificamos correctamente la identidad de las 7 cabezas del dragón, es más fácil entender la identidad de las cabezas de la bestia que sale de la mar.

"La linea de profecía en la cual estos símbolos se encuentran comienza en Apocalipsis 12, con el dragón que trató de destruir a Cristo en Su nacimiento. El dragón es identificado como Satanás (Apocalipsis 12:9); él fue el que movió a Herodes a poner a muerte al Salvador. Pero el agente principal de Satanás que hizo guerra contra Cristo y sus seguidores durante los primeros siglos de la Era Cristiana fue el Imperio Romano, en el cual el paganismo era la religión prevaleciente. Por lo tanto, aunque el dragón primeramente representa a Satanás, es también, en un sentido secundario, un símbolo de la Roma pagana." ("La Gran Controversia", traducido del libro en inglés "The Great Controversy, pg 438")

"Fue Satanás el que movió a Herodes a poner a muerte al Salvador. Pero el agente principal del archirebelde en hacer guerra contra Cristo y su gente durante los primeros siglos de la Era Cristiana fue el Imperio Romano, en el cual paganismo era la religión dominante. Por lo tanto, aunque el dragón primeramente representa a Satanás, es también, en un sentido secundario, un símbolo de la Roma pagana." ("Isaac Newton, sus Comentarios sobre Apocalipsis", traducido del libro en inglés "Isaac Newton, in his Commentary on Revelation, pg 557")

La transición de la bestia-dragón difiere de ser una representación del control de Satanás como lo era a través de las cabezas del dragón, a una nueva investidura en una bestia que reune todos los reinos de la tierra y los sujetas bajo el control de esta nueva bestia; los "reyes de la tierra" han cometido fornicación con esta bestia (la bestia que sale de la mar). De este modo el dragón persigue a la mujer, quien es representada por los seguidores fieles de Cristo, separados de la comunión de la bestial papal (la bestia que sale de la mar). Los diez cuernos de Roma están sometidos al dominio del Papado.

Hay una ecuación en Apocalipsis 12, Satanás es el dragón, y el dragón es igualado a Roma. En la profecía de Daniel, la bestia terrible, la cual es la séptima cabeza desde la Babilonia antigua, tenía diez cuernos. Y otro cuerno "pequeño" surgió entre los diez, destruyendo a tres de los primeros diez cuernos. Este undécimo cuerno "pequeño" de la séptima cabeza del dragón es la bestia de Apocalipsis 13. Esta bestia es también vista saliendo de la mar con siete cabezas y diez cuernos. La narrativa de los eventos del dragón continua en Apocalipsis 13, donde el dragón le da su poder y su trono a esta bestia. La Roma pagana también es desmostrada como teniendo diez cuernos. Fueron tres de estos diez cuernos de Roma que el dragón tuvo que dar para lograr la transferencia de su poder y su trono al Papado, la bestia de la mar. El imperio Romano es el dragón, por lo tanto, lo diez cuernos de Roma son los diez cuernos del dragón.

Daniel 7 presenta la misma transferencia de poder del dragón a la bestia en el contorno del cuerno pequeño, siendo Papal, surgiendo de Roma (la bestia terrible,) y arrancando fuera de su lugar a tres de los otros cuernos.

Por lo tanto, en Daniel 7 hay 4 bestias, portando 7 cabezas y 10 cuernos. El dragón ha sido directamente igualado a Roma, y el dragón es también mencionado como teniendo 7 cabezas y 10 cuernos. El hecho de que durante el tiempo de Apocalipsis 12 el dragón es representado a través de Roma, quién era el poder en control durante el tiempo del apóstol Juan, desmuestra que la cabeza de Roma es la séptima cabeza del dragón y es un subconjunto de las otras.

"La derrocación final de todos los dominios terrestres es cláramente predicho en la Biblia. En la profecía proclamada de Dios cuando sentencia fue pronunciada sobre el último rey de Israel es dado el siguiente mensaje:

'Así ha dicho Jehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; ... sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto. A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré.' Ezequiel 21:26-27.

La corona removida de Israel pasó sucesivamente a los reinos de Babilonia, Medo-Persa, Grecia y Roma. Dios dice, "Esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré.'" (EDUCACIÓN, traducido del libro en inglés EDUCATION p. 179)

Ezequiel 21:24 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto habéis hecho traer a la memoria vuestras maldades, manifestando vuestras traiciones, y descubriendo vuestros pecados en todas vuestras obras; por cuanto habéis venido en memoria, seréis entregados en su mano.
25 Y tú, profano e impío príncipe de Israel, cuyo día ha llegado ya, el tiempo de la consumación de la maldad,
26 así ha dicho Jehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; esto no será más así; sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto.
27 A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré.

La cabezas del dragón son representadas teniendo siete coronas. Estas coronas son las coronas de los reinos de Babilonia, Medo-Persa, Grecia y Roma. Siete coronas, siete cabezas, y la última cabeza de Roma tiene 10 cuernos, de los cuales tres de los cuernos; los Ostrogodos, Vándalos y Hérulos, fueron desarraigados para darle a la bestia Papal su poder y su trono. Estos son las siete cabezas y los diez cuernos del dragón.

En el más reciente comentario de Ranko Stefanovic ("La Revelación de Jesucristo", traducido del inglés, "The Revelation of Jesus Christ", publicado por la Univesidad de Andrews en 2002) dice;

"Sin embargo, como declara William G. Johnsson, las siete cabezas del dragón representan 'los reinos a través de los cuales Satanás ha trabajado para oprimir a la gente de Dios a través de las siglos.'" "Es significante que las bestias de Daniel 7 tienen conjuntamente siete cabezas y diez cuernos en total." (La Revelación de Jesucristo, "The Revelation of Jesus Christ 2002, pg. 404")

"Sin embargo, mientras el dragón tiene las siete coronas en las cabezas, la bestia tiene diez coronas sobre sus cuernos. Vimos anteriormente que las siete coronas en las cabezas del dragón denotan la reclamación falsa de Satanás de autoridad total y poder sobre toda la tierra." (La Revelación de Jesucristo, "The Revelation of Jesus Christ 2002, pg. 405")

Si Babilonia era una cabeza, y Medo-Persa era otra cabeza y Grecia eran cuatro cabezas y Roma era la terrible bestia que tenia una cabeza y diez cuernos, entonces tenemos la receta para la profecía que identifica al dragón como teniendo estas siete cabezas y diez cuernos. Verdaderamente, fue Roma la que se dividió en diez naciones representadas por los cuernos, y de los cuales el dragón cedió tres de sus cuernos (los Ostrogodos, Vándalos y Hérulos) para darle su poder y trono a la bestia que salió de la mar. (Otro paralelo dragón-bestia es también demostrado; la cabeza del dragón de Medo-Persa es representada con tres costillas en su boca, habiendo destruído a tres reinos y la bestia que sale de la mar ha destruído a tres de los cuernos del dragón.)

Esta es la explicación Bíblica de las cabezas y los cuernos del dragón, según la evidencia presentada en Apocalipsis 12 y 13, lo cual cubre los mismo detalles profético escritos en Daniel.

Ambos capítulos hacen referencia a Roma. Israel era una nación libre hasta que fue tomada cautiva por Babilonia. Fue entonces transferida a Medo-Persa, luego a Grecia, y finalmente a Roma. Todos estos reinos sometieron a los judíos a cautiverio.

Cuando la bestia Papal apareció, el poder fue transferido de los agentes políticos de Satanás a la institución religiosa del Papado.

Cuando decimos que la corona fue pasada, simplemente significa que estos poderes mundiales que persiguieron a la gente de Dios, fueron permitidos reinar por Dios. Solo había un reino reinando en la tierra, sobre los judíos, en cualquier tiempo. Habían siete coronas por lo tanto se dice; las "coronas" pasaron.

Si alineamos las images de Daniel y Apocalipsis colocando al cuerno pequeño con la bestia que sale de la mar, la cronología demostrará que el cuerno Papal es uno de un subconjunto, colocado en par con los diez cuernos de Roma, y arrancando a tres de ellos.

"Capítulo 12
3-6, 13-17 (ch. 13:1, 2, 11). La Gente de Dios en la Minoria. - Bajo los simbolizmos de un gran dragón rojo, una bestia-como leopardo, y una bestia con cuernos como de cordero, fue presentado al apostol Juan los gobiernos de la tierra que especialmente se comprometerían a pisotear sobre la ley de Dios y a perseguir Su gente. Esta guerra continuará hasta el fin del tiempo." (COMENTARIO BIBLICO SDA, vol 7, traducido del ingles, Vol 7 SDA BIBLE COMMENTARY p. 972)

"Fue el mismo espíritu de Herodes, solo en otra personalidad, como 'el dragón' de Apocalipsis 12:17 es el mismo que el dragón del verso 3, el poder inspirador real en cada uno siendo el dragón del verso 9. En un caso el trabaja a través de Roma; en el otro a través de nuestro propio gobierno." (Notas de los Primeros Escritos de EGW, traducido del inglés, 'Notes from EGW Estate in Early Writings p. 186)

Apocalipsis 12:3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;

Apocalipsis 12:9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apocalipsis 12:17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Satanás es el dragón del Eden, Apocalipsis 12:9 "la serpiente antigua", y es también el que clama los reinos de esta tierra que Cristo dijo estos no son de Su reino. Satanás es representado com el dragón en la profecía de Juan, y en el tiempo de Juan, Roma fue la últina cabeza del dragón. Juan no escribió ninguna explicación de las siete cabezas del dragón. El escribió desde su tiempo, su profecía no es una repetición de historia, y ya que las previas seis cabezas del dragón eran historia, Juan se limitó a escribir de Roma, la séptima cabeza del dragón. De allí, seguimos la acción de los diez cuernos del dragón. Primero, a continuar la persecución de la gente de Dios, y luego cuando el cuerno pequeño surgió, él invistió la bestia que sale de la mar con su poder. La bestia que sale de la mar no es una de las cabezas del dragón, es uno de los cuernos del dragón. Así como la Roma pagana estaba bajo el poder de Satanás, de igual forma está la bestia;

"Paganismo ha dado su lugar al Papado. El dragón le ha dado a la bestia 'su poder, su trono y gran autoridad.' Apoc. 13:2." (LA GRAN CONTROVERSIA, traducido del inglés, THE GREAT CONTROVERSY p. 54)

"Como el (Satanás) influyenció a las naciones paganas a destruir a Israel, de igual forma en un futuro cercano él va a mover los poderes malos de la tierra a destruir a la gente de Dios…." (Traducido del inglés, MARANATHA p. 32)

"Reyes y gobernantes han colocados sobre ellos mismo la marca del anticristo, y son representados como el dragón que va a hacer guerra contra los santos-con aquellos que guardan los Mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús. En su enemistad contra la gente de Dios, ellos mismo también se muestran culpable de la opción de Barabas en vez de Jesús." (TESTIMONIOS A MINISTROS, traducido del ingles, TESTIMONIES TO MINISTERS p.38)

Estos también representan a los diez cuernos del dragón que son visto haciendo guerra en contra del resto de la descendencia de la mujer.

Apocalipsis 12:13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.

Roma mantuvo su dominio por unos cientos de años después de la muerte de Cristo, los primeros Cristianos fueron perseguidos por los cuernos del dragón, los cuales todavía tenían poder.

Apocalipsis 12:14 Pero a la mujer se le dieron las dos alas de la gran águila, para que volara al desierto, al lugar donde sería sustentada durante un tiempo y tiempos y medio tiempo, lejos de la vista de la serpiente. (Biblia Nueva Versión Internacional)

La vista y cara de la serpiente está en su cabeza, la cual era Roma. Cuando Roma termina su dominio, la cara del dragón no se vez más.

Durante el tiempo de los apóstoles, el Evangelio había sido llevado por el mundo, hacia regiones lejanas, más allá del alcanze del dragón y su bestia. En el tiempo cuando el dragón saturó a la bestia con poder para perseguir a los santos, los portadores del Evangelio libremente ejecutaban su fe lejos de la persecución. Durante el período de los años 538 al 1798 AD, la bestia dominó sobre todos los reyes de la tierra y perseguía a los Cristianos a su alcanze. Muchos tuvieron que huir a los montes y areas remotas.

Apocalipsis 12:15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río.
Apocalipsis 12:16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.
Apocalipsis 12:17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

El dragón es echado a la tierra después que no se hallara lugar para él en el cielo. El papel que él tuvo en la muerte de Cristo en la cruz selló su destino, y su presencia fue arrojada fuera del cielo. Su cabeza fue herida y Roma estaba destinada a caer. Génesis 3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. (Aquí hay otro paralelo a la bestia; mientras el dragón era Roma, recibe una herida en la cabeza. Luego, la bestia que sale de la mar recide una herida en la cabeza en 1798.)

El fin del poder del gobierno Romano en 476 AD corresponde al fin del tiempo de las cabezas del dragón. Entoces comienza el tiempo de los diez cuernos del dragón. Estos permanecerían como muchas naciones, que son parte fuerte y parte debiles, nunca capaz de mezclarse en una sola nación, hasta el fin del mundo durante la segunda venida de Jesús. Tres de estos cuernos fueron arrancados cuando el dragón le dio su poder y trono a la bestia. Por lo tanto, el dragón emplea la nueva bestia formada para perseguir a la mujer. Por 1,260 años la gente de Dios padecen sufrimientos y persecución por la verdad del Evangelio.

Esto significa que el dragón busca perseguir a la mujer a través de la bestia, ya que su cara es escodida de la mujer durante 1,260 años.

La Diferencias Entre las Siete Cabezas y los Diez Cuernos del Dragón y la Bestia

El dragón es mencinado durante el tiempo antes de que la tierra empezara y se extiende hasta el tiempo del fin, el tiempo del resto de la mujer (la gente de Dios.) La bestia empieza un poco después de que el dragón fuera echado a la tierra y luego recibe poder del dragón en el año 538 AD, y continúa también hasta el fin.

El dragón tiene siete cabezas que tiene siete coronas sobre ellas. La cabezas de la bestia no tienen coronas sobre ellas. Las siete cabezas de la bestia no reinan sobre la tierra de igual forma como lo hicieron las cabezas del dragón.

Los diez cuernos del dragón no tienen diez coronas sobre ellos, pero los diez cuernos de la bestia si tienen diez coronas sobre ellos. Estos reciben poder con la bestia por "una hora" (tiempo profético) cuando ellos reciben sus diez reinos al final. Esto no ha pasado todavía, es futuro.

Las siete cabezas de la bestia tienen en ellos muchos nombres de blasfemias. No hay nombres de blasfemias escritos en las cabezas del dragón.

El dragón tiene un cuerno pequeño, que sale después de los diez, y destruye a tres de los primeros diez cuernos. Este cuerno pequeño es también la bestia de Apocalipsis 13 que tiene siete cabezas y diez cuernos. No hay ningún cuerno undécimo en la bestia.

Las bestia tiene después de sus siete cabezas, otra octava cabeza que sigue después de la séptima. El dragón no tiene una octava cabeza.

Por lo tanto, por la distinciones que son hecha entre las diferentes características de las siete cabezas del dragón y las siete cabezas de la bestia, queda demostrado que las cabezas del dragón no son las mismas que las cabezas de la bestia.

Un "estudiante de la Palabra de Dios" fue el primero en dirigir mi atención al hecho de que habían siete cabezas y dies cuernos presentes en Daniel 7. Estas son Babilonia, Medo-Persa, Grecia (con 4 cabezas; Casandro, Lisímico, Ptolomeo y Seleuco), y Roma con sus diez cuernos. De pronto se me hizo claro que las siete cabezas de la bestia Papal eran los siete nombres de los Papas desde 1798, y que eran las siete cabezas y los diez cuernos del dragón los que estaban representados en Daniel 7.

Esto ha sido la clave a todo el problema en la interpretación de las siete cabezas de la bestia, ya que todo el mundo, sin importar sus interpretaciones, han estado mezclando conjúntamente todas las referencias a las siete cabezas de la bestia y el dragón. Llego a ser claro que las referencias en Apocalipsis 12 y 13 han delineado mejor la distinción entre estas profecías. Las siete cabezas del dragón son las mismas presentadas en Daniel 7 y las siete cabezas de la bestia son los siete nombres Papales de 1798.

* Nota: los textos Bíblicos presentados son de la Biblia Reina-Valera 1960, a menos que sea indicado de otra forma.

end.

 
 

Home

The Dragon's Seven Heads

Links

Contact

 
© 2002-2011 666beast.net. Please download this website and help distribute this study.